viernes, 3 de febrero de 2012

He intentado de manera casi obstinada eliminarte de mi vida, pero no he podido. Lo único que he conseguido en todo este tiempo ha sido empeorar, sentirme cada vez más horrible y repugnante, asique si no puedo expulsarte quizás la mejor opción sea acostumbrarme a convivir contigo, aceptarte como parte de mí e intentar ser feliz teniéndote siempre dentro de mi mente.
Ahora solamente deseo volver a ser bella, como antes lo era, volver a estar a gusto con mi cuerpo y sonreirle a todas las experiendias maravillosas que se que están por llegar. Únicamente te ruego que, ya que me has causado tanto dolor, al menos me otorgues la fuerza necesaria para emprender un nuevo camino, regalándome la constancia y la fuerza de voluntad que me faltan para dejar de ser una foca asquerosa. Por favor, no me abandones ahora, no permitas que la oscuridad me consuma otra vez.

2 comentarios:

Dahlia dijo...

Hubo un tiempo en el que yo también le hablaba, le pedía fuerzas y hasta disculpas por comer.
Sólo es un fantasma que tú misma has creado, si ya has intentando esfumarlo no desistas.
Se que al principio la vida sin la enfermedad (que se convierte en un hábito tan adictivo como el drogarse) es difícil, y parece aún más doloroso que cuando una no comía, o vomitaba, pero es una falsa realidad que te refleja esa parte de ti que trata de dañarte.
Yo desde mi experiencia te puedo asegurar que ese camino del que te hablo, el de la salida, por muy complejo que sea, es menos doloroso que el que parece fácil.
Siempre estará en tus manos, no permitas que los hábitos controlen tu vida, porque solo tú tienes la posibilidad de eliminarlos, así como los creaste.
Un abrazo!!

Rocker_Girl dijo...

Muchisimas gracias x tus animos Dahlia!!!!
tienes mucha razon, y yo pienso lo mismo q tu, lo q pasa q hay momentos en q flaqeo y me da x pensar muchas cosas q luego al reflexionarlas bien me doy cuenta d q son tonterias. Hoy x ejemplo he tenido un dia bastante weno hasta hace un rato. Intente hacer una rutina normal, desayunando y comiendo como todo el mundo, y d tarde no se xq me entro la ansiedad y me hinche a comer, pero no pienso vomitar ni pasarme una semana sin comer, xq se q es peor. Y tampoco me voy a martirizar con lo q he hecho, simplemente intentare q mañana sea un dia mejor, y quizas a base d intentarlo dia tras dia termine x conseguirlo. Estoy segura d q si lo intentamos con todas nuestras fuerzas lo podemos lograr, xq lo principal es qerer hacerlo, y ese paso ya lo hemos dado :)